LA MAGIA DE LA MÚSICA CLÁSICA

MUSICA CLASICA

BIOGRAFIAS DE MUSICOS CLASICOS

ISAAC ALBENIZ

Isaac Albeniz era catalan, (Aunque sus obras no fueron tipicas de ese pais) nacio el 29 de mayo de 1860 en Camprodon, Ripollès Girona.

 

Era muy fantasioso, y aunque luego confeso que no era cierto, dijo haber conocido.

En el Conservatorio, se gradúo en el año 1879 y recibió el Primer Premio en piano, que le otorgaron con el voto unánime.

Albeniz, volvió a España, y estudio con el compositor Felipe Pedrell, nacionalista español . Se dedico a dirigir y componer. Como director de la Zarzuela, compuso 3 de ellas.

También estudio con Antoine François Marmontel en París.

Antes de cumplir 10 años, ya hacia conciertos por muchos pueblos de Catalunya.

Escribió comedias musicales, baladas, canciones, cuatro romanzas para mezzo-soprano en idioma francés, tres romanzas en catalán y el "Álbum Bécquer"

 

Su música, es de claros sonidos andaluces, no siendo tan fructífero en música catalana.

Cuando en 1883, vuelve de su viaje por Sudamérica, va a vivir a Barcelona, y en esa ciudad, comenzó a desarrollar su estilo de música mas moderno, y nacionalista, influido por el gran músico catalán Pedrell.

Ese mismo año, se casa con una discípula llamada Rosina Jordana, en la histórica iglesia de la Virgen de la Merced de Barcelona.

Fueron padres de 5 niños, 4 mujeres, y un varón.

Dio muchos conciertos, siendo muy reconocido, en Londres, Barcelona, y en distintas ciudades de Austria, Alemania, Belgica.

Como era un pequeño prodigio, su padre, Angel , lo presento a los 4 años, en un concierto, en un importante teatro de Barcelona. El Romea.

 

Sus primeras clases las hizo con el maestro Narcis Oliveras.

Hizo giras por América, donde llegó como polizón en un barco, según dicen algunas biografías de este catalán universal. Trabajó en varios países latinoamericanos, y en 1873, regreso a Madrid.

A los 14 años, tuvo la desgracia de perder a su hermana Blanca, que se suicidó.

Luego, gracias a una beca que le otorgo el Rey Alfonso XIII , fue a estudiar al Conservatorio de Bruselas. Allí también se conecto con Debussy, Faure y otros músicos vanguardistas de la época.

 

A pesar de su genio, Albeniz era tan humilde como para preguntar a sus amigos músicos, su opinión sobre sus obras.

Y tenia muchisimas ansias de aprender continuamente, para componer cada día mejor.

Isaac Albeniz se enferma tempranamente, a los 37 años, hallándose afectado por una nefritis crónica, aunque no dejó de componer, aunque tuvo recaídas graves al punto que se rumoreo que había fallecido en Inglaterra.

Entre sus obras, se encuentran Merlín, La real hembra, Launcelot y la Suite Iberia en el año 1906 .

En el año 1909, deja París, donde en ese momento moraba, y se radican, entonces, en Cambo-las-Bains en el Pais Vasco. Ya que ahí era el clima mas favorable.

Sufre muchisimo su enfermedad, y es aliviado con morfina, que no llega a ser suficiente para aminorar su sufrimiento.

Cuando recibe la visita del otro gran músico, Enric Granados, este le trae novedades de sus amigos, Dukas, Debussy, entre otros, quienes piden al gobierno francés, le otorgue la Gran Cruz de la Legión de Honor.

Que poco tiempo después, le fue otorgada.

Se lo comunico a través de una carta, y se dieron un abrazo sin palabras, envueltos en llanto, por lo que el medico, tuvo que ponerse serio, para separarlos, para que no lo afecte tanta emoción.

Albeniz, le pidió a Granados, que interprete el piano, entonces él toca, la hermosisima obra "La Maja y el Ruiseñor", de la que detuvo la ejecución, para darle una sorpresa, tocando la obra "Mallorca" pieza que creada en un viaje que habían hecho juntos.


Ese fue uno de los ultimos días de lucidez que tuvo Albeniz, y el día 18 de Mayo, en 1909, falleció a la edad de 48 años, casi a punto de cumplir los 49.

Su muerte causo un dolor agudo en la sociedad, sus amigos, y en su féretro, le colocaron la Gran Cruz de la Legión de honor.

En Barcelona, se le ofreció una emocionante ceremonia para recibirlo, en la misma Estación Francia, que duro hasta el día siguiente.

Se interpreto la Marcha Fúnebre del Crepúsculo de los Dioses de Richard Wagner, por la Banda Municipal de Barcelona.


El Orfeo Català, interpreto el Réquiem, de Fauré, y también se interpreto la Marcha Fúnebre perteneciente a la Sonata No. 2 de Federico Chopin.

Luego de sus funerales, recorrieron las calles de Barcelona, donde se engalano con banderas catalanas a media asta.

Se hizo un alto frente al histórico Teatro de la Opera del Liceu, donde se unió una multitud para su último homenaje.

Este Epitafio, fue escrito por Garcia Lorca, escrito el día 14 de Diciembre de 1935

Esta piedra que vemos levantada
sobre hierbas de muerte y barro oscuro
guarda lira de sombra, sol maduro,
urna de canto sola y derramada.

Desde la sal de Cádiz a Granada
que erige en agua un perpetuo muro
en caballo andaluz de acento duro
tu sombra gime por la luz dorada.

Oh dulce muerto de pequeña mano
Oh música y bondad entretejida
Oh pupila de azor, corazón sano.

Duerme cielo sin fin nieve tendida
Sueña invierno de lumbre, gris verano
¡Duerme en olvido de tu vieja vida!



Obras

Bibliografía

  • Justo Romero. Albéniz (Península, 2002).


Redacción y textos

Safe Creative #1301224412662